Rivadavia 520 Galeria Cristal 1º Piso-Local 6 - Pico Truncado |    0297 154134189

El avance de la tecnología llega a lugares impensados. La implantación de chips debajo de la piel, vista muchas veces en innumerables películas de ciencias ficción, llegó a los usuarios con cientos de funciones aprovechables en la vida diaria. Estos componentes NFC (Near Field Communication) pueden conectarse con los modernos dispositivos móviles para transferir información, almacenar datos y contraseñas, permitir el ingreso electrónico a un lugar físico, entre otras posibilidades.

Si bien esta tecnología todavía no alcanzó un nivel de popularidad tan alto, los amantes de la tecnología y de las últimas novedades, así como empresas relacionadas con el rubro, ya comenzaron la implementación de estos chips. Hoy, ya son más de 10.000 personas las que decidieron sumarse a este nuevo movimiento.

Nicolás Batsios es experto en seguridad informática, trabaja en Videolandia, tiene 33 años y dos chips NFC, uno en cada mano. “Tengo 2, uno más bien con una encriptación de carácter militar que tiene la información más sensible como contraseñas. El otro contiene datos menos importantes”, explicó.

En mayo de este año, el experto en seguridad informática decidió, junto a sus compañeros de trabajo, hacer un pedido a China con varios modelos de chips. Todos estos microcomponentes pueden leer información y escribir datos. Finalmente, eligieron uno que se destacó sobre el resto por tener una mayor distancia de lectura.

“Es un hobby, me gusta estar un poco más delante de las tecnologías que hay a mi alrededor. De la misma forma que uno va y se compra el último celular, nosotros compramos un chip de este estilo y la probamos”, aseguró Batsios

Estos chips (cuyo precio ronda los 99 dólares) vienen en un kit ya armado, todo en un blíster cerrado, listo para ser colocado directamente debajo de la piel. “Es como una jeringa que ya viene lista. A mi me lo implantó un compañero porque se me hace imposible pincharme y autoinflingirme daño, pero es muy simple”, subrayó.

“Esta tendencia no está pensada para el usuario común, sino para alguien más del palo. Si bien no es invasivo, hay algunas personas que les cuesta más tener algo en la piel”, aseveró Batsios y agregó: “es muy útil, podes desde abrir la puerta de tu casa hasta instalarlo en un auto o moto”. Sin duda, esta nueva moda parece haber llegado para quedarse.

Fuente: RedUser

Dejanos tu comentario

Por favor ingrese su nombre. Por favor ingrese un email valido. Por favor ingrese su comentario.